Qué hacer para recuperar la ilusión por tu blog

Ser un bloguero no es fácil. No es todo un camino de rosas, tal y como esperabas al crear tu primer blog. El éxito reside en muchas horas de trabajo y en grandes dosis de perseverancia. Pero cuando administras más de un blog, como es mi caso, es todavía más difícil. Es inevitable que le dés prioridad a uno sobre el otro, y, al final, acabes descuidando esos logros que tanto trabajo te costaron.

Yo misma me encontraba algo desanimada con este blog, ya que mi blog Diario de una escritora me da muchísimas más alegrías y se ha convertido en mi prioridad. Pero eso no debería ser así. Un blog te da alegrías si le tratas con mimo y te dedicas al completo a él. Es como si una madre le dedicase más atención al recién nacido que a su hijo de dos años. Es inconcevible, ¿verdad? Pero muchos blogueros lo hacemos.

Por eso decidí hacer una lista de qué es lo que se puede hacer para recuperar la ilusión por tu blog, lista que orgullosa comparto con vosotros:

1. Recuerda por qué creaste el blog. A veces perder la visión de nuestra meta y objetivos repercute inevitablemente en nuestra ilusión inicial. Recordemos nuestras expectativas de entonces, cuál era el motivo de dar nacimiento a nuestro blog y entonces tendremos un lugar al que dirigirnos.

2. Escribe una lista con todas las cosas buenas que te ha dado el blog. ¿Quizás la primera sonrisa al recibir un comentario? ¿El sentimiento de alegría al recibir felicitaciones? ¿Que alguien se pusiese en contacto contigo para un proyecto empresarial? ¿Conocer a otros blogueros? ¿Que recomendasen tu blog? Seguro que las cosas positivas superan con creces esas duras horas de trabajo.

3. Organízate. Proponte un mínimo de entradas que sepas que puedes cumplir. Lo ideal sería todos los días, pero si tienes que administrar otro blog eso puede ser muy complicado. ¿Qué tal tres veces a la semana? Ve apuntando tu progreso y si consigues hacerlo cada semana premíate por tu esfuerzo. Si una semana no lo consigues, te tocará trabajar el doble la próxima.

4. Lleva siempre contigo algo donde apuntar ideas. Las ideas son el alimento de un blog, sin ellas muere. Y da igual la frecuencia con que actualices: siempre hay algo de lo que hablar o una visión nueva con la que comentar algo. Yo siempre apunto las ideas en una aplicación móvil, asegurándome de llevarla siempre conmigo a todas horas. ¡Las ideas pueden venir cuando menos lo esperas! Cada vez que un lector me recomienda escribir sobre algo lo apunto en la lista, incluso tengo un tablero secreto en Pinterest con ideas para nuevas entradas. ¡No hay excusas!

5. Cambia el diseño de tu blog. ¡No hay cosa que más me emocione que renovar el armario de mi blog! Sólo ver escaparates de nuevos temas hace que mis ojos brillen de felicidad. Encuentra una nueva apariencia para tu blog y seguro que te sentirás mucho más animado para continuar.

6. Intenta conocer a más blogueros y comentarles lo que te ocurre. A veces unas palabras de ánimo o un sabio consejo pueden hacer la diferencia. ¡No tengas miedo, seguro que ellos pasaron por lo mismo que tú!

7. Adorna tu escritorio con frases motivadoras. Un post-it con una frase inspiradora puede parece una tontería, pero puede animar mucho en momentos de duda. ¡Cree tu palabras y ve a por todas!

¿Y vosotros? ¿Cuáles son vuestras ideas para recuperar la ilusión por vuestro blog?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>