0

Google Adsense no se muestra con el 3G de Orange

Cual es mi sorpresa cuando entro a mi blog desde mi móvil y no puedo ver los anuncios de Google Adsense. Lo primero que pensé fue que sería cosa del navegador, así que probé en tres navegadores distintos y en los tres la publicidad no se veía.

Así que utilicé la conexión 3G de mi móvil para verlo entonces con mi ordenador. Tampoco se ven los anuncios, aunque con Wi-fi no hay ningún problema. Confusa, escribo al foro de ayuda de Google AdSense y me comunica un usuario argentino que con su conexión 3G sí se ven los anuncios (usa la compañía Personal de Argentina).

Por lo tanto, no es problema de mi página, es problema de Orange. Llamo a la compañía y su respuesta es que llame a un 902.

¿Por qué Orange está bloqueando la publicidad de Google AdSense? ¿Está ocurriendo en otras compañías españolas? Es un problema importante porque significa que todos los usuarios que nos visiten con red móvil de Orange no verán nuestros anuncios.

Si podéis verificar en qué redes se ven los anuncios de Google AdSense y en cuáles no, sería de gran ayuda.

0

¿Ciberataques en Gmail?

Google ha advertido recientemente a algunos usuarios de Gmail de que sus cuentas podrían estar bajo un “ciberataque”, aunque todavía se desconoce qué país o Gobierno está detrás de estos ataques.

Los usuarios afectados verían un aviso en la parte superior de su cuenta avisándoles de este hecho. Eso sí, desde el blog de seguridad de Google avisan de que esto no significa que la cuenta haya sido hackeada, sino que ellos piensan que el usuario podría ser el objetivo de estos ataques.

 

Google piensa que el grupo de hackers podría trabajar para un Gobierno, pero no da detalles acerca de esto:

No podemos entrar en detalles sin revelar información que podría ser útil a estos malhechores, pero nuestro análisis sugieren fuertemente la participación de grupos que son patrocinados por un Estado.

Sea como sea, Google nos recuerda que debemos tener cuidado al acceder a nuestra cuenta y tenemos que asegurarnos de que en nuestra barra de direcciones aparezca https://accounts.google.com/ y no otra dirección que podrían usar los atacantes.

0

La polémica privacidad de Google Drive

Desde que Google Drive se lanzó, han sido numerosas las críticas a la plataforma debido a su política de privacidad. Dado a que el gigante Google vive de nuestros datos, no es de extrañar que los usuarios se muestren preocupados y recelosos con este nuevo servicio de Google, ya que la política de privacidad de la compañía ha sido objeto de debate en numerosas ocasiones.

¿Y qué es lo que dice la compañía al respecto?

“Al subir contenido o al enviarlo por otros medios a nuestros Servicios, concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (por ejemplo, las que resulten de la traducción, la adaptación u otros cambios que realicemos para que tu contenido se adapte mejor a nuestros Servicios), comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido. Google usará los derechos que le confiere esta licencia únicamente con el fin de proporcionar, promocionar y mejorar los Servicios y de desarrollar servicios nuevos. Esta licencia seguirá vigente incluso cuando dejes de usar nuestros Servicios (por ejemplo, en el caso de una ficha de empresa que hayas añadido a Google Maps).”

 

Leyendo ese párrafo, la alarma suscitada es comprensible: estamos dando permiso a Google para usar nuestros datos y tememos que éstos queden desprotegidos y al alcance de cualquiera. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es posible que necesiten esos permisos para alojarlo en sus servidores. De hecho, hay un párrafo en la política de privacidad que dice lo siguiente:

“Algunos de nuestros servicios te permiten enviar contenido. Si lo haces, seguirás siendo el titular de los derechos de propiedad intelectual que tengas sobre ese contenido. En pocas palabras, lo que te pertenece, tuyo es.”

 

Entonces, ¿realmente Google Drive tiene esos problemas de privacidad que se le han achacado? ¿O es cierto que el gigante cada vez más hace lo imposible por controlar nuestros datos?