Consejos para terminar una novela

Terminar una novela puede parecer imposible cuando hay tanto camino por recorrer. No es fácil, pero nadie dijo que lo fuese.

Sin embargo, quisiera compartir con vosotros unos consejos para terminar una novela que a mí me ayudaron y que hicieron que pudiese finalizar mi libro incluso antes de lo que me había propuesto.

Tenemos que pensar en escribir como si fuese una carrera de fondo: llegar a la meta puede ser complicado, pero sólo con persistencia, entrenamiento y mucha ilusión podremos alcanzar nuestros objetivos.

¿Te apuntas?

4 consejos para terminar tu novela

1. Ponte una fecha límite para terminarla.

No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo, pero yo necesito fechas límites para de verdad ponerme a trabajar y completar mis tareas. Si no hay una fecha a la vista, parece que tenemos toda la vida para escribir nuestra novela y, al final, nunca la escribimos porque siempre hay cosas más inmediatas que requieren nuestra atención. Dándole prioridad a nuestro libro lograremos de verdad ponerle punto y final.

2. Organizar nuestro tiempo.

Una vez que hayamos decidido nuestra fecha límite, tendremos que organizar nuestro tiempo para adecuarnos a ella. Podemos adivinar cuántas páginas tendrá en teoría nuestra novela (250, ¿por ejemplo?) y calcular cuántas páginas por día debemos escribir para poder terminarla a tiempo.

Otra opción es pensar en las palabras que tendrá tu novela (80.000, por ejemplo) y calcular cuántas palabras escribiremos al día. Esta opción quizás es más realista, ya que las páginas no siempre llevan el mismo número de palabras y son sólo una aproximación.

Con Scrivener puedes ponerte un objetivo y calcular el número de palabras que quieres escribir cada día, incluso qué días de la semana quieres hacerlo.

Por ejemplo, si queremos escribirla en tres meses, tendríamos que escribir al día 2,7 páginas. Ahora bien, yo soy de las que piensan que siempre va a ocurrir algo, así que a esos tres meses vamos quitarle una semana pensando que algún día no vamos a poder cumplir nuestro propósito. De esta manera, tendríamos que escribir 3 páginas al día para lograr nuestro objetivo.

Seamos organizados, apuntemos cada día nuestro progeso para ver si lo vamos cumpliendo o no. Si un día no escribimos nada, tendremos que escribir el doble al día siguiente. Cuando consigamos poco a poco las metas de cada día, podremos premiarnos a nosotros mismos por nuestro gran trabajo.

Además, organizar las horas del día para poder escribir y construir un hábito hará que todo esto sea mucho más fácil.

3. Contarle a alguien tus propósitos.

No hace falta que se entere todo el mundo, pero con que una persona sepa que quieres terminar una novela en tres meses, eso hará que tu propio orgullo quiera de verdad conseguirlo. Si nadie sabe tus metas, inconscientemente acabarás pensando «no pasa nada, me doy otro año más, no la tengo por qué acabar ahora» y nunca la terminarás.

4. Consigue a tu animadora particular.

Recorrer todo este camino solos es muy difícil. Por eso yo siempre aconsejo que tengamos a nuestra «cheerleader» (nuestra animadora particular) a nuestro lado. Será una persona de nuestro entorno que vaya leyendo la novela a medida que la vayamos escribiendo. Por ejemplo, cada vez que terminemos un capítulo.

Os sorprenderá saber lo mucho que ayuda esto, ya que esta persona nos irá animando y hará que todo sea mucho más fácil. Un simple: «¡Me está encantando, me muero de la intriga, quiero saber más!» hará que nuestro ego aumente y estemos más predispuestos a seguir escribiendo.

También cuando nos hagamos los remolones y nos digan «¿No me ibas a mandar hoy el nuevo capítulo? ¡Quiero leerlo ya!«. Una «animadora» es algo esencial para construir nuestra novela, al menos así lo ha sido en mi caso.

Además, podemos aprovechar y que esta persona sea un «lector beta», es decir, que nos vayan haciendo correcciones para pulir nuestro estilo, argumento, personajes…

Estos son mis consejos para terminar una novela, los que a mí me han ayudado y quiero compartir con vosotros. Quizás no le funcionen a todo el mundo, pero si a alguien le son de utilidad habré conseguido mi propósito.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestros consejos particulares para ponerle punto y final a vuestra novela?

Lee GRATIS un extracto de mi poemario