escribirVivimos en una sociedad que siempre tiene prisa. No tenemos tiempo para nada y nos pasamos las horas corriendo de un lado para otro. ¿De dónde sacar unos minutos para escribir? ¡Parece imposible!

Es mucho más fácil de lo que parece, aún con nuestro horario apretado y el cansancio que vamos arrastrando. Se trata de organizar nuestro tiempo de la manera correcta.

1. Define tu objetivo. Establece la cantidad de tiempo que vas a dedicar a la escritura diariamente. Sea cinco minutos o diez, el objetivo es crear un hábito, una rutina que te ayudará a avanzar poco a poco. También puedes definir el número de palabras diarias que quieres escribir. ¿500? ¿1000? Depende de ti.

2. Elige el momento. ¿Cuándo estás más activo? ¿Al levantarte por la mañana? ¿Por la noche? En mi caso, por ejemplo, suele ser por la mañana o justo antes de cenar.

3. Decide qué es lo que vas a sacrificar por escribir. ¿Qué vas a dejar de hacer para poder escribir? ¿Quizás ver la televisión cinco minutos menos al día? ¿Unas partidas menos de Candy Crush?

4. Elabora un calendario. Yo soy un poco visual y los calendarios, rotuladores de colores, post-it y demás me encantan y me motivan mucho para trabajar. Una idea es dibujar un calendario en el que vayas apuntando tu progreso. Por ejemplo: Lunes 16 de septiembre. 20 minutos. 500 palabras. Como comentaba en 4 consejos para terminar una novela, si un día no puedes lograr tu objetivo te puedes proponer hacer el doble al día siguiente.

5. Recuerda que los pequeños logros son los que te acercan a la meta final. Date algún capricho al terminar una semana en la que has cumplido todos tus objetivos, por ejemplo. Mímate un poco, nunca hace daño 😉

6. Aprovecha cualquier momento de inspiración. Quizás se te ocurren unas líneas para el diálogo perfecto en el metro, ¡no esperes a estar frente al ordenador! Recomiendo siempre llevar un cuaderno contigo para apuntar todo o usar aplicaciones en la nube. Por ejemplo, yo escribo mis novelas en Word. Ese documento lo guardo en Dropbox. Como tengo esa aplicación en mi móvil, cuando abro el documento de Word en mi móvil y escribo las líneas que se me han ocurrido, en el momento de guardar el documento se actualiza inmediatamente en mi ordenador. Genial, ¿verdad? De esta manera podemos escribir en cualquier momento. También puedes utilizar Evernote para llevar tus notas siempre contigo. ¡No hay excusas!

7. ¡Fuera distracciones! Es muy fácil decirlo, ¿verdad? En el día a día tenemos un montón de pestañas abiertas en el ordenador, móviles sonando a todas horas y un montón de contratiempos más que hacen prácticamente imposible que nos podamos concentrar. Por eso recomiendo la aplicación Stay Focused. Esta aplicación para Windows (no sé si hay alguna similar para Mac) utiliza la técnica Pomodoro, que consiste en trabajar durante 25 minutos y descansar 5 minutos después para estar totalmente concentrados. Lo bueno de esta aplicación es que puedes agregar las tareas y esconder los accesos directos del escritorios, cerrar ventanas y demás para estar concentrados únicamente en escribir. ¡Muy recomendable!

Para concentrarnos también podemos escuchar música relajante. La música clásica a mí me funciona muy bien, podéis escuchar mi lista de Spotify «Relax» si no sabéis por dónde empezar 😉

8. Recuerda que nada es imposible. Soy una fiel admiradora de las frases motivacionales, por eso me gustaría compartir esta con vosotros:

La traducción es «Nada es imposible, la palabra misma dice «soy posible» 😉 Si quieres ver más frases que me gustan, puedes ver mi tablero Quotes en Pinterest. Aviso: no todas son motivacionales. Son frases que voy recopilando que me gustan.
¿Algún consejo más para organizar vuestro tiempo para escribir? ¿Qué es lo que hacéis vosotros?

Fuente: Imagen de base obtenida aquí.

Lee GRATIS un extracto de mi poemario