La primera persona en la escritura tiene una serie de ventajas, como el hecho de ver la historia a los ojos del protagonista y conectar mejor con él. Sin embargo, precisamente por centrarnos en ese personaje, se pierden muchos matices de la historia que los ojos del protagonista no pueden ver.

En mi caso personal, yo escribo mucho más natural y fluido en primera persona. Sin embargo, hasta hace relativamente poco rehuía de ella. El narrador omnipotente te da muchísimas ventajas para contruir la historia, pero a veces no conecta tanto con el lector.

Es difícil elegir el tono que quieres darle a tu historia. En mi caso, cuando el personaje es importante y considero que los sentimientos que va desarrollando a lo largo de la historia son esenciales, uso la primera persona. La uso porque en ese caso el enfásis que le quiero dar a la historia son las vivencias de ese personaje y quiero que el lector se sienta como él.

¿Os parece útil la primera persona? Hasta hace relativamente poco, no era tan frecuente encontrar novelas que la usasen o, al menos yo, no había encontrado demasiadas. Ahora, sin embargo, parece ser una tendencia. Crepúsculo, Los Juegos del Hambre, 50 Sombras… Más allá de la calidad literaria (que daría para hablar largo y tendido), parece ser que el lector ahora demanda ponerse en el lugar del protagonista y estas historias contadas en primera persona triunfan más. ¿Me equivoco?

Quiero saber vuestras opiniones, ya que yo he marginado a la primera persona durante mucho tiempo.

Lee GRATIS un extracto de mi poemario