Son muchas horas escribiendo y trabajando en nuestra obra, pero, ¿cuándo saber que estamos listos? Esta lista te ayudará a saberlo (¡espero!).

1. Has dejado que pase tiempo desde que terminaste tu libro y empezaste a editar. No suele ser aconsejable editar nada más terminar tu novela, sino que es mejor dejarla descansaar un tiempo para mirarla con otros ojos cuando comiences la edición.

2. Has editado hasta la saciedad. Te sabes las páginas de tu novela de memoria. La tinta del bolígrafo rojo se ha acabado de tantas vueltas que le has dado.

3. Lo han leído al menos tres personas y te han dado opiniones críticas. Un simple “me ha gustado” no vale. Tienen que ser personas que te hayan dicho en qué has fallado y qué puedes mejorar, así como los aspectos que puedes destacar.

4. Has vuelto a editarlo según sus recomendaciones. Las valoraciones de otras personas son realmente importantes para la edición de nuestro libro.

5. Has pedido ayuda externa. Si es profesional, mejor. Debes recurrir a ayuda externa para la edición, para la portada, maquetación… Incluso si tú mismo dominas estos campos, siempre debe tener una supervisión externa porque hay muchos detalles que se escapan a nuestros ojos.

6. Sabes qué dirección tomar. No vale lanzarse a la piscina sin saber si el agua es profunda o llega por los tobillos. Tenemos que conocer el terreno perfectamente antes de intentarlo siquiera. Si queremos seguir el camino tradicional y publicar en una editorial, tenemos que haber investigado muy bien nuestras opciones (qué editoriales queremos, línea editorial qué siguen, cómo contactarlas, cómo presentar nuestra obra, si preferimos agente literario…) y si queremos autopublicarnos debemos saber todo acerca de ello (puedes probar con “¡Quiero autopublicar! ¿Por dónde empiezo?“).

7. Te has creado una plataforma de autor. Hoy en día es imprescindible. Tener una plataforma de autor te puede ayudar a la hora de publicar de manera tradicional (dará más valor comercial a tu propuesta literaria) y, definitivamente, te ayudará si quieres autopublicar. Tener un blog y estar en las redes sociales es obligatorio.

¿Qué pensáis? ¿Falta algo en la lista?